Miércoles, 18 de Abril de 2018 - DGI

Proyección de Ingresos tributarios para este año asciende a 5,907 millones

-Se prevé continuará la tendencia de crecimiento de los últimos tres años, adelantó el Director General de Ingresos, Publio Cortés-

En un resumen de su gestión como Director General de Ingresos, que inició en octubre del año 2014, Publio Cortés, destacó en conferencia de prensa, que este año la proyección de ingresos tributarios a recaudar se estima en 5,907 millones de balboas, cubriendo así las expectativas de mantener la tendencia creciente del volumen de impuestos recaudados que inició en el año 2015.

Por ejemplo, en el año 2015, la recaudación de ingresos tributarios alcanzó la suma de 4,910 millones de balboas; en el año 2016, 5,532 millones de balboas y en el año 2017, 5,505 millones de balboas. Las cifras de estos años muestran cómo, el 2016 fue el de mayor crecimiento en la recaudación, con un incremento de 10.6%; y para los subsiguientes años se mantuvo en forma positiva.

El Director señaló, durante el desayuno económico mensual de capacitación brindado por el Ministerio de Economía y Finanzas a los periodistas, que el constante crecimiento de los ingresos tributarios de estos años se logró, sin haber hecho ninguna reforma fiscal, fundamentalmente por el impulso dado a los programas aplicados para recuperar la cartera en mora, disminuir la evasión fiscal y mejorar los servicios de atención a los contribuyentes.

Destacó, entre otros programas, los de fiscalización masiva, las auditorías a los grandes contribuyentes, la ampliación del mecanismo de retención del ITBMS, la realización de cruces de información con softwares avanzados y el fortalecimiento de la infraestructura tecnológica de informática y comunicaciones con la implantación del sistema de información e-Tax 2.0.

Cortés, quien estará en el cargo de Director de la DGI hasta el próximo 30 de abril, fecha en que asumirá la autoridad el subdirector actual, David Hidalgo, aprovechó la oportunidad para subrayar la importancia de dotar a la Dirección de una mayor autonomía administrativa y financiera, manteniendo a un personal apolítico y técnico, con estabilidad en sus cargos.

También señaló los retos que se impone la Dirección General de Ingresos (DGI), en el sentido de darle continuidad a los programas de control del cumplimiento, tales como la auditoría electrónica con modelos de riesgo, la fiscalización masiva, el control de precios de transferencia, la cobranza administrativa y coactiva, ante lo cual manifestó se necesitan más recursos.

El Director General de Ingresos destacó la conveniencia de que la opinión pública comprenda la importancia que tienen los ingresos tributarios en el total de los ingresos corrientes que recauda el Estado; por ejemplo, en el año 2017, aquellos alcanzaron un 67% de los ingresos corrientes del Gobierno, que sumaron 8,214 millones de balboas, mientras que los ingresos dados por el Canal representan un 20.1% y otros ingresos 12.9%.

De los ingresos tributarios recibidos por el Tesoro Nacional, la DGI recaudó 5,088.0 millones de balboas, con un presupuesto de funcionamiento de apenas 53 millones de balboas, siendo esta asignación presupuestaria menor entre las administraciones tributarias de los países de la región.

Para los años 2018 y 2019, los planes de la Dirección General de Ingresos incluyen la implementación de la Factura Electrónica, como un proyecto país, con la participación del sector privado, para lo cual, el Director de Ingresos señaló que la idea es facilitarle la vida a los negocios, simplificando el proceso de facturación, reduciendo costos e impulsando su capacidad productiva; no es solamente un tema de recaudación y control.

Señaló que en la actualidad este proyecto tiene un 65% de avance y se avanza en un plan Piloto al cual se han vinculado 43 empresas interesadas, de diferente actividad económica.

Mencionó el Director de Ingresos que, en relación con el mejoramiento de los servicios de atención al contribuyente, desde el año 2017 se ha venido trabajando en la implementación de un modelo integral de recaudación y pago de impuestos, mediante el cual se han habilitado nuevos canales y formas de pago, utilizando la boleta de pago múltiple electrónica, generada desde el sistema e-Tax 2.0.

Los contribuyentes ya pueden pagar sus impuestos con tarjetas de crédito y débito en las cajas de las Administraciones Provinciales de la DGI o en forma virtual en línea, a través del portal Web de la DGI. Agregó el Director que, el paso siguiente es habilitar nuevas formas de pago, a través del portal Web, como el débito en cuenta corriente o de ahorros que haga el propio contribuyente en su entidad bancaria y facilitar el pago en efectivo en recaudadores presenciales como e-pago, Western Unión, etc.

A nivel de tributación internacional Panamá ha demostrado su compromiso con los estándares internacionales de transparencia y, desde el año 2014 ha apoyado la implementación de reformas a la normativa vigente y a la expansión de la red internacional de acuerdos fiscales, tales como el IGA-FATCA, MAC, entre otros.